Sexo como susituto de comunicación y convivencia

Ya se dijo que el enamoramiento no es lo mismo que el amor, aunque por un tiempo puede parecerlo.

Pues bien, el sexo hace un buen trabajo en parecer conexión personal, no solo emocional, sino también espiritual.

Ya señalaba Erich Fromm en El arte de amar que:

“Si dos personas que son desconocidas la una para la otra, como lo somos todos, dejan caer de pronto la barrera que las separa, y se sienten cercanas, se sienten uno, ese momento de unidad constituye uno de los más estimulantes y excitantes de la vida.”

De ahí que una y otra vez, las personas intentemos esa cercanía, esa unidad.  De hecho, para muchos esa búsqueda se da a lo largo de toda la vida con diferentes personas en diferentes circunstancias.  Esa experiencia que nos quita, al menos temporalmente, el aislamiento que, reconozcámoslo o no, a la mayoría nos aterra.

Endorfinas

Comentemos brevemente sobre el papel que las endorfinas pueden jugar en nuestro organismo y en nuestras percepciones.

Las endorfinas (de “endógena” y “morfina”) son sustancias que se producen en nuestro organismo por la glándula pituitaria y por el hipotálamo durante ciertas actividades físicas, tales como el ejercicio, la excitación derivada de varias fuentes (escuchar música, ver imágenes agradables, caricias), ciertos alimentos, y el orgasmo.  El efecto que esta sustancia genera en el cuerpo es similar al de algunos opiáceos en cuanto a sus habilidades para producir sensaciones de bienestar, supresión del dolor.  Sus efectos también abarcan el cerebro, disminuyendo las sensaciones de tristeza y de soledad.

Irremediablemente, no es difícil de imaginar porqué, se siguen en la mente emociones positivas que pueden ir de la paz a la alegría, pasando por el aprecio y el cariño.  Y también será evidente, que estas experiencias agradables querríamos repetirlas de vez en vez.  Aún más allá, al igual que las mencionadas drogas, las endorfinas pueden llegar a producir un cierto grado de adicción.

Ahora bien, cuando la descarga de endorfinas se produce al contacto con otra persona, nuestro cerebro suele adjudicar la sensación de bienestar a la persona misma, generando cierto grado de apego o incluso “adicción” por ella. Nuestros procesos mentales tienden entonces a lo que llamamos enamoramiento, esa sensación de querer estar cerca y de poseer, de alguna manera, a esa persona.  Por supuesto que es razonable querer repetir la experiencia e incluso extenderla a otros momentos de nuestra vida.

Ya se dijo que la deseada producción de endorfinas puede venir de estimulaciones otras que las sexuales. Una buena conversación, un paseo agradable o compartir la hora de la comida en buena compañía, son ocasiones para mantener los niveles requeridos de bienestar. El problema comienza cuando esas buenas conversaciones no existen, ni los paseos, o compartir en la mesa ya no se disfruta. Es entonces que se quiere acudir a la fuente infalible de la sustancia: las caricias y el sexo. La actividad sexual no falla como productora de serotonina porque ello está embebido en nuestro funcionamiento fisiológico.

Sé que es provocador y puede incomodar, pero:

¿podrías vivir con tu pareja, sin contactos de contenido sexual?¿o necesitas del sexo para que se dé esa sensación de bienestar?¿cuáles son tus momentos generadores de endorfinas en pareja?

1 comentario

Archivado bajo sexualidad

Una respuesta a “Sexo como susituto de comunicación y convivencia

  1. Carlos Prazeres

    No estoy tan seguro que una simple conversación o un paseo liberen endorfinas, tal vez. Y habría que ver si la principal razón para el sexo son las endorfinas. Pero claro que es provocador. El asunto merece una reflexión y autoanálisis detenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s